Cómo hacer alimentos fermentados en casa

La fermentación es una técnica ancestral utilizada en todo el mundo para preservar y transformar los alimentos. Además de ser deliciosos, los alimentos fermentados también ofrecen una amplia gama de beneficios para la salud, desde la mejora de la digestión hasta la promoción de una flora intestinal saludable. En este artículo, aprenderá cómo hacer alimentos fermentados en casa de manera fácil y segura, siguiendo esta guía paso a paso.

Alimentos fermentados

Introducción a la fermentación

Antes de empezar a fermentar, es importante conocer algunos conceptos básicos sobre el proceso de fermentación. ¿Qué es la fermentación? ¿Cómo funciona? ¿Por qué fermentar? En esta sección, cubriremos estas preguntas y más

¿Qué es la fermentación?

La fermentación es un proceso bioquímico que transforma los carbohidratos en ácido láctico o alcohol, gracias a la acción de microorganismos, como bacterias o levaduras.

¿Cómo funciona la fermentación?

La fermentación ocurre cuando los microorganismos se alimentan de los azúcares presentes en los alimentos y los convierten en ácido láctico o alcohol. El ácido láctico actúa como conservante natural, manteniendo los alimentos frescos durante mucho tiempo.

¿Por qué fermentar alimentos?

Además de ser un método de conservación natural, la fermentación también ofrece muchos beneficios para la salud. Los alimentos fermentados son ricos en probióticos, microorganismos beneficiosos para la salud intestinal que mejoran la digestión, fortalecen el sistema inmunológico y previenen enfermedades.

Alimentos fermentados

¿Qué alimentos se pueden fermentar?

Casi cualquier alimento puede ser fermentado, desde frutas y verduras hasta lácteos y carne. Sin embargo, algunos alimentos son más fáciles de fermentar que otros. En esta sección, exploraremos algunos de los alimentos más populares para fermentar.

Verduras

Las verduras son los alimentos más fáciles de fermentar. Algunas verduras comunes para fermentar son el repollo (para hacer chucrut), la zanahoria (para hacer kimchi) y los pepinos (para hacer encurtidos).

Leer ⇾  Accesorios, fermentación de alimentos - Los 10 más útiles

Frutas

Las frutas también pueden ser fermentadas, aunque se requiere un poco más de atención y cuidado. Algunas frutas usuales para fermentar son las manzanas (para hacer sidra) y las uvas (para hacer vino).

Lácteos

Los lácteos también pueden ser fermentados para hacer yogur, queso y kéfir. Los productos lácteos fermentados son ricos en probióticos y nutrientes esenciales.

Cómo hacer alimentos fermentados en casa

Ahora que conocemos algunos conceptos básicos sobre la fermentación y los alimentos que se pueden fermentar, es hora de empezar a fermentar en casa. Siga esta guía paso a paso para hacer sus propios alimentos fermentados, deliciosos y saludables.

Paso 1: Elija su recipiente

El primer paso para fermentar es elegir el recipiente adecuado. Puede utilizar frascos de vidrio, tazones de cerámica o envases de plástico de grado alimenticio. Es importante asegurarse de que el recipiente esté limpio y sin residuos.

Paso 2: Prepare sus ingredientes

El siguiente paso es preparar los ingredientes que desea fermentar. Lave y corte las verduras o frutas en trozos pequeños. Si está haciendo yogur o kéfir, caliente la leche y deje que se enfríe a una temperatura adecuada para las bacterias. Es fundamental usar ingredientes frescos y de alta calidad.

Paso 3: Agregue la sal y/o especias

Agregue la sal y/o especias a sus ingredientes para dar sabor y ayudar en el proceso de fermentación. La sal es esencial para mantener los alimentos frescos y prevenir el crecimiento de bacterias no deseadas. Emplee sal marina sin refinar o sal kosher en una proporción de alrededor del 2% al 3% del peso de los ingredientes. Las especias como el ajo, el jengibre y la pimienta también pueden ser agregadas para dar sabor y promover la fermentación.

Paso 4: Empaque los ingredientes en el recipiente

Empaque los ingredientes en su recipiente elegido, asegurándose de que estén bien compactados y sin aire atrapado. Es importante dejar un espacio libre en la parte superior del recipiente para permitir que el gas de la fermentación escape.

Alimentos fermentados

Paso 5: Pese los ingredientes

Pese los ingredientes en su recipiente y anote la cantidad. Esto será útil para controlar el proceso de fermentación y saber cuánto tiempo llevará.

Leer ⇾  Leche de avena fermentada | Una guía completa

Paso 6: Agregue agua o jugo de vegetales (opcional)

Si sus ingredientes no tienen suficiente líquido para cubrirlos por completo, puede agregar agua o jugo de vegetales para asegurarse de que estén completamente cubiertos. Esto ayudará a prevenir el crecimiento de moho y bacterias no deseadas.

Paso 7: Cubra el recipiente

Cubra el recipiente con una tapa o una gasa y asegúrese de que esté bien sujeto. Si está utilizando una tapa, asegúrese de que no esté herméticamente sellada, ya que el gas de la fermentación necesita escapar.

Paso 8: Almacene en un lugar fresco y oscuro

Coloque el recipiente en un lugar fresco y oscuro, como una despensa o un armario. La temperatura ideal para la fermentación es de alrededor de 18 a 21 grados °C. Evite almacenar el recipiente en áreas expuestas a la luz solar directa o en puntos demasiado calurosos o fríos.

Paso 9: Revise y pruebe regularmente

Revise y pruebe sus alimentos fermentados regularmente para asegurarse de que el proceso de fermentación esté progresando bien y que el sabor sea de su agrado. El tiempo de fermentación varía según el tipo de alimento y las condiciones de fermentación, pero generalmente dura de uno a dos días para encurtidos hasta varios meses para quesos y vinos.

Paso 10: Almacenamiento a largo plazo

Una vez que sus alimentos fermentados estén listos, puede almacenarlos en el refrigerador o en un sitio fresco y oscuro para prolongar su vida útil. Es importante utilizar recipientes herméticos para evitar la entrada de aire y mantener los alimentos frescos.

Conclusión

Hacer alimentos fermentados en casa es fácil y divertido, y puede agregar una variedad de sabores y nutrientes a su dieta. Con esta guía paso a paso, puede comenzar a fermentar sus propios alimentos en casa de manera segura y efectiva. Recuerde usar ingredientes frescos y de alta calidad, seguir las proporciones recomendadas de sal y especias, y controlar regularmente el proceso de fermentación para obtener los mejores resultados.

Leer ⇾  Hidromiel casera rápida: Cómo hacerla en casa | Receta

Si tiene alguna pregunta o inquietud sobre la fermentación de alimentos en casa, aquí hay algunas preguntas frecuentes para ayudarlo.

Preguntas frecuentes