Quesos veganos probióticos: Aprende a hacerlos

Quesos veganos

Los quesos veganos probióticos son una alternativa deliciosa y saludable para aquellos que siguen una dieta basada en plantas. Estos quesos no solo son libres de productos lácteos, sino que también contienen probióticos que promueven una buena salud intestinal. En este artículo, aprenderás a hacer tus propios quesos veganos probióticos en casa. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo!

Paso 1: Remojo de los frutos secos

El primer paso para hacer quesos veganos probióticos es remojar los frutos secos. Puedes utilizar cualquier tipo de fruto seco que desees, aunque los anacardos son las más recomendables para iniciarse. Recuerda dejarlos en remojo durante al menos 12 horas para ablandarlos y facilitar su procesamiento.

Quesos veganos curso

¿Quieres empezar a consumir quesos que origen 100% natural y no sabes cómo?

Prepara tus propios quesos saludables, libres de conservantes y hormonas, hechos a base de plantas y aptos para todos, incluso los intolerantes a la lactosa. Aprende y disfruta de la experiencia de elaborar quesos caseros únicos.

Paso 2: Triturado de los frutos secos fermentados

Una vez que los frutos secos han sido remojados, es hora de triturarlos. Toma los 270 gramos de frutos secos y tritúralos en una licuadora. Agrega aproximadamente 100 gramos de jugo de fermentación, que puede ser cualquier líquido fermentado como hidromiel, kéfir de agua o kombucha. También puedes añadir un poco de sal para realzar el sabor.

Quesos veganos

Paso 3: Fermentación del queso vegano

Después de triturar la mezcla, es momento de comenzar la fermentación. Coloca la mezcla en un recipiente y cúbrelo con un film transparente, asegurándote de que esté en contacto directo con la superficie para evitar la exposición al oxígeno. Esto permitirá que la fermentación ocurra de manera adecuada. Deja que el queso vegano fermente durante 24 a 48 horas, dependiendo de la intensidad de sabor que desees.

Leer ⇾  Cómo hacer tu propio Vermut casero: Receta paso a paso

Paso 4: Moldeado y deshidratación del queso vegano

Tan pronto como la mezcla ha fermentado, obtendrás una masa espesa. Ahora es momento de darle forma a tus quesos veganos. Puedes utilizar diferentes métodos de moldeado y deshidratación según tus preferencias.

Una opción es usar un molde de plástico con un tupper debajo y una tela en la parte superior para permitir la transpiración y eliminar el exceso de agua. Otra alternativa es emplear un molde directamente con un revestimiento de plástico, aunque esto permitirá menos transpiración. También puedes utilizar un tupper con una tela, lo cual reducirá la cantidad de agua, pero prolongará el tiempo de secado.

Incluso puedes crear quesos en forma de rulo con una esterilla de bambú o madera, envolviéndolos con un trapo. Recuerda que cuanto más grande sea el queso, más tiempo tardará en secarse por completo.

Quesos veganos

Paso 5: Reposo en la nevera

Cuando hayas moldeado tus quesos veganos, colócalos en la nevera durante aproximadamente 12 a 24 horas. Durante este tiempo, la textura del queso cambiará por completo. Se volverá más firme y liberará parte de la humedad. Coloca papel tanto en la parte inferior como en la superior de los quesos para protegerlos.

Paso 6: Secado y aromatización

Después de un día en la nevera, puedes comenzar a secar tus quesos veganos probióticos. Voltea los quesos diariamente para asegurarte de que se sequen de manera uniforme. Este proceso puede durar varios días, dependiendo de la textura deseada.

Una vez que los quesos han adquirido la concentración de humedad adecuada, puedes optar por aromatizarlos. Agrega tus sabores preferidos, como tomillo, ceniza, polvo de trompetas de la muerte, u otros condimentos de tu elección. Esto añadirá un toque adicional de sabor a tus quesos veganos probióticos.

Quesos veganos

Paso 7: Consumo y almacenamiento

Tres días después desde el inicio del proceso, tus quesos veganos probióticos estarán listos para ser consumidos. Sin embargo, también puedes dejarlos madurar durante uno o dos meses, dependiendo de tus preferencias. Si deseas obtener un queso más seco, similar al parmesano, déjalo en la nevera durante un período más prolongado.

Leer ⇾  Descubre el bagoong: el condimento filipino lleno de sabor

Una vez que tus quesos veganos estén completamente secos, estarán listos para ser disfrutados en una variedad de platos. Úsalos en sándwiches, ensaladas o como acompañamiento en tus comidas favoritas. ¡Explora diferentes sabores y experimenta con tus propias creaciones!

Recuerda que la fermentación y el proceso de secado pueden variar en tiempo y resultados. Experimenta y ajusta las recetas según tus preferencias personales. ¡Diviértete creando tus propias variedades de quesos veganos probióticos!

¡Ahora que conoces el proceso, atrévete a hacer tus propios quesos veganos probióticos en casa! Disfruta de sus beneficios para la salud y su delicioso sabor sin tener que recurrir a productos lácteos. Sorprende a tus amigos y familiares con estos quesos veganos llenos de sabor y nutrición.